Poesías favoritas VI ( Vida, de José Hierro)


José Hierro, el gran poeta cántabro nos dejó este precioso y sorprendente soneto al final de su penúltimo libro, Cuaderno de Nueva York, teniendo ya cerca de ochenta años.

Los recuerdos de la enfermedad de mi padre me llevan a este soneto donde sólo riman las palabras todo y nada.

Recuerdo haber escuchado a José Hierro recitar este poema, dándole una dimensión totalmente distinta a la que podemos dar nosotros al leerlo en voz alta.

VIDA

Después de todo, todo ha sido nada,

a pesar de que un día lo fue todo.

Después de nada, o después de todo

supe que todo no era más que nada.

 

Grito «¡Todo!», y el eco dice «¡Nada!».

Grito «¡Nada!», y el eco dice «¡Todo!».

Ahora sé que la nada lo era todo,

y todo era ceniza de la nada.

 

No queda nada de lo que fue nada.

(Era ilusión lo que creía todo

y que, en definitiva, era la nada.)

 

Qué más da que la nada fuera nada

si más nada será, después de todo,

después de tanto todo para nada.

 

MAAT

Acerca de dibujarconluz

Fotógrafo aficionado y aficionado a mil cosas.
Esta entrada fue publicada en artículo, general, Poesías preferidas y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s