Poesías favoritas VI ( Vida, de José Hierro)


José Hierro, el gran poeta cántabro nos dejó este precioso y sorprendente soneto al final de su penúltimo libro, Cuaderno de Nueva York, teniendo ya cerca de ochenta años.

Los recuerdos de la enfermedad de mi padre me llevan a este soneto donde sólo riman las palabras todo y nada.

Recuerdo haber escuchado a José Hierro recitar este poema, dándole una dimensión totalmente distinta a la que podemos dar nosotros al leerlo en voz alta.

VIDA

Después de todo, todo ha sido nada,

a pesar de que un día lo fue todo.

Después de nada, o después de todo

supe que todo no era más que nada.

 

Grito «¡Todo!», y el eco dice «¡Nada!».

Grito «¡Nada!», y el eco dice «¡Todo!».

Ahora sé que la nada lo era todo,

y todo era ceniza de la nada.

 

No queda nada de lo que fue nada.

(Era ilusión lo que creía todo

y que, en definitiva, era la nada.)

 

Qué más da que la nada fuera nada

si más nada será, después de todo,

después de tanto todo para nada.

 

MAAT

Anuncios

Acerca de dibujarconluz

Fotógrafo aficionado y aficionado a mil cosas.
Esta entrada fue publicada en artículo, general, Poesías preferidas y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s